Una textil de Concarán fabricará 6.500 camisetas para todos los clubes

0

La ayuda dispuesta por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, llegó después de que las 23 familias que integran la Cooperativa CUPS (Compañeros Unidos Para Siempre) le enviaran una nota pidiendo la contención del Estado y que los sacara del ahogo provocado por la parálisis económica nacional, en especial en el sector textil.

“La situación está tan mal, que esta mano que nos tendió el gobernador nos viene como anillo al dedo y significa un gran alivio para las 23 familias que dependen de esta fábrica”, expresó Sandra Ayllón, tesorera de la cooperativa, cuando, emocionada y orgullosa, le mostró a ANSL las máquinas que volvieron a funcionar.

Esta fábrica textil se instaló en Concarán hace 25 años con los beneficios de la Promoción Industrial, pero en 2012 entró en conflicto con el personal por demoras en los pagos y de un día para otro, sus dueños abandonaron todo y desaparecieron, dejando a la deriva a sus 94 empleados.

 

Share.