Terminó el invierno más frío en 11 años

0

Hubo la impresión de que en este invierno se soportaron temperaturas mucho más bajas respecto a otros años. No fue sólo una sensación, según aseguró el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), ya que efectivamente ocurrió el invierno más frío desde el de 2007. Si bien en la época invernal son característicos los días fríos, para poder afirmar esto es necesario comparar los registros térmicos de este invierno de 2018 con los valores medios.

Un junio variopinto

Si se describe mes a mes cómo fue variando la temperatura, en los primeros 10 días de junio se observaron temperaturas medias más bajas respecto de lo normal en todas las provincias argentinas, excepto en Tierra del Fuego. Estas llamadas “anomalías negativas” fueron más destacadas en el norte (este de Salta y Jujuy y el oeste de Chaco y de Formosa).

Con el correr de junio -si bien a mediados de mes se mantuvieron condiciones frías- la situación de anomalías negativas se invirtió y, como consecuencia, se observó cómo los últimos días se presentaron mucho más templados que lo habitual. Esto se debió a que el popularmente conocido como “veranito de San Juan”, que es alrededor del 24 de junio, se cumplió y dio un respiro en este crudo invierno.

Julio: frío invernal en todo el país a excepción del norte litoraleño

Luego del interludio que trajo el “veranito de San Juan”, el frío fuerte volvió a hacer presencia en gran parte del territorio durante los primeros días de julio, y demostró que las irrupciones de aire frío son más que normales en estas latitudes durante el mes.

Sin embargo, en el norte del litoral hubo un “changüí” a este crudo invierno y, hacia mediados de julio, las altas temperaturas hicieron presencia de la mano de aire cálido y húmedo proveniente de Brasil. Tanto que en las provincias de Formosa y Misiones hubo temperaturas máximas cerca de los 30°C durante varios días consecutivos y la anomalía de temperatura media mensual superó los 4°C (entre el 10 y 20 de julio). Pero esa situación no fue persistente, ya que este invierno envió poderosos frentes fríos y julio culminó con temperaturas más bajas de lo normal en el centro y norte del país.

Un agosto fuera del promedio

Agosto es el último mes de lo que los especialistas llaman invierno meteorológico. En este mes, el frío aflojó un poco en la Patagonia. Al menos, hasta el día 20, los desvíos de la temperatura media fueron positivos. Esto no significa que no esté haciendo frío, sino que las temperaturas medias registradas están por encima de lo normal (de hasta 3°C en el oeste de Santa Cruz).

Hasta el 20 de agosto, lo más destacado del mes es que las temperaturas mínimas fueron significativamente más bajas que lo normal en el norte y noreste Argentino. Los reportes de heladas se reiteraron en provincias como Chaco, Santa Fe y Santiago del Estero. Esto representa un dato destacado ya que, a contrapelo de lo que podría pensarse comúnmente, no es descabellado que hiele en el norte, aunque no es muy común que suceda con la frecuencia con que se dio este 2018.

2018: el octavo invierno más frío de la historia

Para finalizar, al tener en cuenta gran parte del invierno, el frío anormal se centró de forma leve en el centro y de forma más pronunciada en las provincias del norte.

Invierno: tanto las mínimas como las máximas dieron lugar a ambientes fríos en la región chaqueña y, en sentido inverso, tanto mínimas como máximas resultaron en un ambiente más agradable o templado en la región patagónica.

Si se analiza toda la estadística, a nivel nacional desde el 2011 no hay un invierno que arroje anomalías negativas, todos los inviernos desde ese año fueron cálidos. Desde 2007, cuando nuestro país fue el escenario de gran cantidad de heladas e incluso de la histórica nevada del 9 de julio, que no se registra un invierno tan frío como este.

En el podio de los 10 inviernos más fríos, el del 2018 quedará muy posiblemente en el octavo lugar. El más frío de todos fue el de 1984 y el que le sigue el del 2007.

Fuente: SMN.

 

Share.