Su obra en la eternidad: Se cumplen siete años sin el Flaco

0

El 8 de febrero de 2012 murió Luis Alberto Spinetta. Llevaba varios meses padeciendo un cáncer de pulmón. A  mediados de 2011, el músico tuvo que cancelar  las presentaciones que tenía previstas. Una de ellas iba a ser en Salta.

Tras la difusión de la noticia, Spinetta publicó un comunicado confirmando la versión. “Desde el mes de julio sé que tengo cáncer de pulmón. Estoy muy cuidado por una familia amorosa, por los amigos del alma, y por los mejores médicos que tenemos en el país. Ante el aluvión de información inexacta, quiero aclarar públicamente las condiciones de mi estado de salud. Me encuentro muy bien, en pleno tratamiento hacia una curación definitiva”, escribió el Flaco.

El 5 de enero de 2012 Spinetta fue operado por divertículos. Permaneció internado hasta el 30 de enero en el Hospital Universitario CEMIC del barrio porteño de Saavedra, donde el 23 de enero pasó su cumpleaños 62. Los medios hablaban de evolución y la esperanza crecía.

Pero la ilusión duró poco: una semana después, el miércoles 8 de febrero, Spinetta falleció en su casa de calle Iberá, donde también tenía La Diosa Salvaje, el estudio de grabación que había construido a principios de los 90.

A lo largo de más de 40 años desde su aparición pública en 1969, tanto al frente de memorables e iniciáticas bandas como Almendra, Pescado Rabioso, Invisible o Spinetta Jade, como en su etapa solista, con 35 discos editados, Spinetta logró posicionarse como el máximo referente del rock argentino, junto a Charly García .

La obra de este artista se caracterizó fundamentalmente por la búsqueda musical incansable, con un alto valor estético como guía; y el alto nivel poético en sus letras, influenciadas por pensadores como Friedrich Nietzche, Michel Foucault, Carlos Castaneda y Carl Gustav Jung, y artistas de diferentes disciplinas como Vincent Van Gogh, Arthur Rimbaud y Antonin Artaud, entre otros.

A pesar de que su carrera también se caracterizó por el escaso impacto comercial de sus discos y sus conciertos, acaso producto de su negativa a realizar concesiones creativas ante el mercado, su figura se convirtió en un referente para todos los músicos del país, más allá del género que cultiven.

 

Share.