Murió la agente penitenciaria que cayó de un móvil de traslado de presos

0

Tatiana Rodríguez Torres golpeó la cabeza contra el asfalto la mañana del 26 de diciembre, en medio de un traslado. Desde entonces estaba internada en la terapia intensiva del Hospital San Luis. Tenía 24 años.

La familia mantuvo la esperanza diez días, pero la historia tuvo el peor final. La agente penitenciaria Tatiana Rodríguez Torres, que la mañana del 26 de diciembre sufrió un golpe grave en la cabeza tras caer de un móvil en pleno traslado, murió esta tarde en la terapia intensiva del Hospital San Luis, según confirmó una fuente del Ministerio de Seguridad puntano.

Rodríguez Torres, de 24 años, cayó al suelo desde una camioneta Fiat Ducato en Bolívar y Europa, en la zona oeste de la capital puntana, informó en su momento el jefe del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), subalcaide Segundo Gimenes.

En el vehículo iban siete guardiacárceles y cuatro detenidos que tenían como destino distintas dependencias.

Rodríguez Torres, que prestaba servicio en el penal desde hacía un año, iba apoyada sobre la puerta trasera del móvil cuando se abrió y cayó de cara al asfalto. “Aparentemente, por las investigaciones que hemos realizado hasta el momento, ha habido un error humano al cerrar la puerta. Quedó mal cerrada la abertura trasera del móvil”, indicó Gimenes.

El día que quedó internada, Leonel Anello, director del hospital, informó que la joven había sufrido un traumatismo de cráneo grave (edema cerebral sin criterio quirúrgico aún), contusión pulmonar bilateral, trauma facial con lesión de partes blandas, heridas cortantes suturadas, escoriaciones varias en frente, manos y brazos.

Dos días después fue sometida a una neurocirugía, pero su estado nunca mejoró.

La investigación:

Según sostuvo el responsable de la Penitenciaría, subalcaide Segundo Giménez, el accidente fue producto de un “error humano”.

Un dato clave que el mismo funcionario confirmó, es que la puerta del vehículo estaba abierta aunque se excusó diciendo que lo estaba “no porque no funcione, sino que alguien la manipuló”.

Todo indica que se trasladaban más personas de las debidas y Rodríguez viajaba parada dado que posiblemente no había más lugar donde sentarse.

Según Giménez “no existe un protocolo que determine la cantidad que deben viajar en los traslados”.

Nota: El Diario de la República

Share.