Libertadores: Boca define el pase a cuartos ante Paranaense

0

Boca, con la tranquilidad que le otorga el triunfo conseguido fuera de casa por 1 a 0, recibirá esta noche a Athlético Paranaense en la revancha por los octavos de final de la Copa Libertadores. El encuentro se jugará en La Bombonera desde las 21.30, con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán; mientras que el VAR estará controlado por el uruguayo Andrés Cunha. Escuchálo por Alternativa!

Boca tiene la oportunidad de pasar a cuartos, en donde jugaría ante Liga Deportiva (Ecuador), que eliminó anoche a Olimpia (Paraguay), ganando o empatando y de perder por 1-0 la definición llegaría con remates desde el punto penal.

Gustavo Alfaro no cambia. Y es que el 1 a 0 que se trajo Boca desde Brasil ante Athletico Paranaense fue un paso adelante en la búsqueda de los cuartos de final y el once sufrirá apenas un retoquepara el juego de vuelta en la Bombonera.

El DT pondrá a Carlos Izquierdoz (cumplió con la fecha de suspensión) en el lugar de Paolo Goltz para conformar la zaga central junto al paraguayo Junior Alonso. El resto serán los mismos apellidos, con situaciones particulares.

El lateral derecho volverá a tener al juvenil Weigandt y no a Buffarini (fue titular ante Huracán por la Superliga) porque el chico mostró personalidad para luchar contra una de las figuras del rival: Rony. En el sector izquierdo se mantiene Emmanuel Mas, ya que Fabra no pudo lucirse en su vuelta a la titularidad el fin de semana.

Alfaro realizará la misma estrategia que le funcionó en Curitiba, con un mediocampo diseñado para destruir para luego intentar avanzar. Juntará el músculo constante de Nandez (será su último partido en el club), Marcone y del chico Nicolás Capaldo. Además, a la izquierda aparecerá Mac Allister con su doble función táctica: retroceder por la banda en la defensa y conectar las líneas en el ataque. En el banco, por caso, aguardarán Eduardo Salvio y Bebelo Reynoso.

Arriba, pese a que su desgaste en Brasil los encontró alejados de su mejor versión, volverá a mostrar a Mauro Zárate y Ramón Ábila. Con ellos se completará un 4-4-2 que poco puede variar en la idea de sostener y luchar el juego para retener la ventaja conseguida pero con una búsqueda algo más ofensiva.

En los últimos 7 partidos oficiales, el conjunto de Alfaro apenas recibió 2 goles (ambos se los marcó Tigre en la final de la Copa Superliga) pero en varios de esos juegos la figura del equipo terminó siendo Esteban Andrada, por lo que esa estadística tampoco refleja una solidez defensiva. ¿No toma un riesgo demasiado grande el entrenador?

Las novedades más fuertes, igual, están en el banco. Porque Sebastián Villa terminó con un fuerte traumatismo en la rodilla derecha contra Huracán (quedó sentido en el inicio del partido pero pudo completar buena parte del encuentro) y su nivel demostró que se vio afectado por el dolor. Lo curioso es que pese a esta baja, quien sigue afuera de los concentrados es Cristian Pavón. ¿El motivo? Su inminente partida del club lo llevó al DT a observar que no está pleno para sumarse al resto del grupo, pese a que tiene un vínculo vigente y ninguna lesión.

 

Share.