La Justicia Federal investiga cómo un soldado voluntario recibió el disparo mortal en una práctica

0

Hasta el momento se sabe que el joven de 19 años recibió un disparo de un compañero cuando estaban en pleno entrenamiento militar. “No se puede descartar ninguna hipótesis y la investigación va a fondo”, dijo el fiscal Federal Cristian Rachid.

La muerte de José Javier Bechis ocurrió en la mañana de este lunes, en Salinas del Bebedero, donde el Ejército Argentino tiene un polígono. El joven de 19 años recibió un disparo en su hombro izquierdo.

Tras el impacto, habría sufrido un paro cardíaco.

Rachid dijo que los datos que se manejan hasta el momento se refieren a la versión que le transmitieron los oficiales que estuvieron en el lugar donde ocurrió la tragedia.

Por ello es que aún hay algunas imprecisiones y no se conocen datos concretos de lo que pasó.

“Se trata de un joven de 19 años que sufrió un disparo, en principio de manera accidental. La Policía Federal ya tomó intervención en el caso y trabaja en el lugar”, señaló esta tarde el fiscal.

La alerta se notificó a las 12:55 aproximadamente. Bechis recibió el disparo mientras se realizaba una práctica.

“Lo que se dijo es que es un proyectil de disparo de un FAL y esto se habría producido en medio de unas maniobras de limpieza de una de las armas, uno de los practicantes habría precisamente accionado el fusil e impactado en la víctima. Esto es versión militar”, aseguró el fiscal.

Tras el hecho, dieron aviso a la comisaría de Beazley e intervino una ambulancia del Ejército. Rachid explicó además que había sido ordenada la autopsia y que se concretaba en horas de la tarde.

¿Qué se investiga?

El fuero Federal tiene a cargo el caso. Por ello la fiscalía dirige las investigaciones; en este sentido las averiguaciones se están desarrollando “a fondo”, según dijo Rachid.

“No descartamos ni siquiera que no haya sido un homicidio intencional. Por supuesto que si no fuese el caso, hay que analizar que no se haya tratado de un homicidio imprudente y en este sentido ver quiénes son los responsables”, sostuvo.

Para ello se deberán tomar declaraciones a las personas involucradas, hacer pericias sobre las armas y eso se conectará con el resultado de la autopsia. De esta forma se llegará a una idea más clara en materia judicial, explicó.

Por otra parte remarcó que no tiene conocimiento de que haya un antecedente de estas características en la provincia y en el plano militar, al menos durante los últimos años.

“Es de esperar que si se trata de una práctica, es controlada, con previa instrucción teórica; estas cosas no deberían pasar, por eso no se puede descartar judicialmente ninguna hipótesis y la investigación va a fondo en ese sentido”, añadió.

Por su lado la madre del joven, Gabriela Alejandra Flores (47) dijo en declaraciones a la prensa que dos tenientes la notificaron de la muerte de su hijo.

“Me dijeron que a un compañero se le había escapado un tiro accidentalmente, le pegó en el hombro y cuando cayó le penetró en el corazón”, sostuvo.

Dijo que el joven había ingresado algunas semanas atrás al Ejército como soldado voluntario, que “estaba muy contento” y que el domingo bien temprano salió a Salinas del Bebedero hacia una práctica de tiro.

Fuente: El Chorrillero

Share.