El ministro de Salud Ginés González García actualizó el Protocolo de aborto no punible

0
Durante la conferencia de prensa en la que confirmó la actualización del protocolo de interrupción legal del embarazo, el flamante ministro de Salud también adelantó la puesta en marcha de “un programa masivo de acceso a los medicamentos”.
El ministro de Salud, Ginés González García, cumplió en poco más de 24 horas su promesa de gestionar un “Ministerio Verde” al anunciar que este viernes entrará en vigencia el nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo (ILE), con el objetivo de ofrecer un instrumento sanitario que garantice el cumplimiento de la ley para las mujeres, en casos de riesgo en la salud o violación, y la protección de los equipos médicos, que han sido “intimidados” por organizaciones antiderechos y gobiernos provinciales cruzados en un “combate al protocolo”, lamentó Ginés.

El titular del rejerarquizado ministerio cumplió, al mismo tiempo, con una promesa previa a su asunción, que era la de dar marcha atrás al “bochorno político” protagonizado por el ex presidente Mauricio Macri veinte días antes de dejar la Casa Rosada, cuando derogó el protocolo ILE que había firmado el exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein . El ministro ubicó a Macri en el grupo de quienes han protagonizado el “combate al protocolo”, algo que no solo hizo como presidente sino también como jefe de Gobierno porteño .

La decisión fue anunciada durante una conferencia en Casa Rosada junto a integrantes de los equipos técnicos del Ministerio y referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, tras una reunión con el presidente Alberto Fernández y la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. Tanto la Campaña como la flamante ministra coincidieron en calificar la resolución como “un paso fundamental”.

La actualización del protocolo ILE, que entra en vigencia este viernes con su publicación en el Boletín Oficial, tiene pocas variantes respecto de la que había sido resuelta por Rubinstein, que Ginés indicó como algunos elementos ténicos y una flexibilización respecto de la objeción de conciencia para asegurar que no impida la ILE. Respecto de los protocolos de 2007 –publicado en la primera gestión de González García–, 2010 y 2015, el actual incorpora las modificaciones hechas al Código Civil y Comercial y los avances científicos validados por la OMS respecto de la intervención.

Combate al protocolo

El ministro de Salud explicó la actualización del protocolo como un seguimiento de rutina para acompañar los avances científicos, pero destacó el peso que tiene como “guía de procedimiento para que se cumpla con la ley de igual manera en cualquier parte del país” y como “respaldo del Gobienro para los profesionales de la salud”.

En ese sentido, Ginés crítico el “combate al protocolo que han hecho algunas provincias y el propio expresidente, que han generado confusión e intimidación para los profesionales de la salud”. El ministro confió en que la mayoría de las provincias que aún no adhirieron al protocolo nacional —7 no cuentan con protocolo y 6 tienen uno propio— lo hagan en los próximos años e hizo hincapié en el caso de Buenos Aires, “por su nivel de casuística”, donde se espera que el gobernador Axel Kicillof avance tras la dura oposición que sostuvo la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

El ministro tampoco descartó que tras la publicación en el Boletín Oficial aparezcan nuevas denuncias de organizaciones antiderechos y lamentó los casos como los de Tucumán, donde “la justicia provincial se utilizar para incumplir con la ley”, pero aseguró que el Ministerio se pondrá al frente para que la ILE se respete en esas provincias. “No queremos que esto se convierta en un combate, ni una búsqueda de votos, se trata de cómo se ejercita un derecho y cómo se cumple con la ley”.

De la misma forma, González García, acompañado por las referentes y profesionales Mariana Romero, Analia Messina y Valeria Isla, destacó que el protocolo es claro respecto de la “objeción de conciencia”, que no puede ser “una coartada para el incumplimiento de la ley”, y que podrá ser solo convocada de manera individual, obligando a las instituciones de la salud públicas y privadas a garantizar el acceso a la ILE.

Más allá del protocolo

“No creo que sea fácil ni que el protocolo en sí mismo cambie la historia, pero nosotros estamos dispuestos a cambiar la historia mucho más allá del protocolo”, proyectó Ginés la gestión del “Ministerio Verde” y puso como primer horizonte el cumplimiento de las leyes de Salud Sexual Reproductiva y Educación Sexual Integral, que “están en un bajo nivel de aplicación”.

En cuanto al prometido debate de la ley de legalización del aborto, Ginés indicó que su posición y la del presidente son públicas a favor de la aprobación de la norma. “Hay 30 muertes evitables por año y casi 50 mil internaciones por como están las reglas de juego en la actualidad”, ratificó el ministro y señaló que se deberá esperar a “los tiempos legislativos”.

Un paso fundamental

“La decisión de Ginés González García es fundamental para que el Estado atienda nuestra lucha, estamos recuperando un piso de derechos”, celebró la Campaña y recordó que aún hay provincias en las que “impiden que las niñas víctimas de violencia sexual puedan acceder a ese derecho”. “Seguimos en las calles hasta que sea Ley. Sin aborto legal no hay salud integral”, aseguraron.

Por su parte, la ministra Gómez Alcorta definió la publicación del protocolo como “un paso fundamental para garantizar los derechos que ya existen y que están vigentes desde 1921”.

Nota: Pagina 12

Share.