Dos Gemelas escucharán por primera vez gracias a los implantes cocleares

0

Naira y Zoe son gemelas que nacieron prematuras y con un grave problema auditivo. Las niñas puntanas de 2 años recibieron sus implantes cocleares y ahora podrán escuchar normalmente.

Llegaron al año y medio al servicio de otorrinolaringología y fonoaudiología del Hospital San Luis, allí el equipo de profesionales, encabezado por Sebastián Picciafuoco, detectó una hipoacusia severa.

Con esta patología, una persona requiere prótesis auditiva o un implante coclear pues no tiene la capacidad de escuchar lo que otra persona le dice, solo es capaz de percibir algunos sonidos fuertes.

Entonces el Gobierno de San Luis adquirió cuatro implantes cocleares por un valor total de 5.796.000 millones de pesos, todos de marca Cochlear con procesador para que lo reciben las niñas.

“Su oído interno no funcionaba, por lo que le indicamos la colocación de los implantes, lo ideal es hacer uno bilateral”, contó Picciafuoco, el otorrinolaringólogo a cargo de las cirugías, quién además detalló: “Entre el Ministerio de Salud y el Hospital de San Luis hicieron la gestión para que el Gobierno compre estos cuatro implantes para que las niñas comienzan a escuchar. Hay que darle las gracias por el trabajo realizado al equipo de fonoaudiología, otorrinolaringología, anestesia, quirófano, pediatría y terapia del Hospital San Luis”.

Con respecto a la operación, Picciafuoco comentó: “La última fue una cirugía de cinco horas, totalmente exitosa. De ahora en más, tenemos que esperar 45 días para prender el implante y luego tenemos el período de adaptación que es bastante largo. En el servicio de fonoaudiología les va a enseñar a escuchar de cero a reconocer los distintos sonidos. Dentro de las cirugías se hace una prueba y en ambos casos fueron muy satisfactorias, por lo que los pronósticos son los mejores”.

“Gracias a Dios salió todo bien con Naira. Anteriormente, había sido operada Zoe por el mismo problema. Estoy agradecido al gobernador Alberto Rodríguez Sáa y al equipo del hospital que nos atendió y trató de la mejor manera”, contó Sergio Páez, el padre de las gemelas.

Naira y Zoe serán capaces de oír los sonidos ambientales, del habla y de la música de forma natural. Sin embargo, la posibilidad que el implante coclear genera va mucho más allá: les permite algo tan importante como comunicarse y relacionarse con sus pares, acceder a mayores oportunidades y desarrollar su propia autoestima. En definitiva, mejorar su calidad de vida en los entornos sociales, educativos y profesionales.

Share.