Ciclismo Limpio: Una historia de superación

0

Rodrigo Pinto es de Merlo, provincia de San Luis. Su vida no arrancó en la ciudad puntana ya que a la temprana edad de 5 años se mudó desde San Martín, Buenos Aires, buscando un cambio de aire familiar y refugiándose en la ciudad de nacimiento de su padre. Hoy tiene 28 años de edad y trabaja siguiendo los pasos de él que es un matriculado en plomería.

El primer párrafo habló de nacimiento, de arranque y cambios de aire. Pero, el principal, lo empezó a realizar siendo mucho más grande. A los 22 años inició la limpieza de su cuerpo, de los malos hábitos y adicciones a las drogas.

El camino a liberarse de todo eso  fue largo y nada fácil. Pero ya tenía el porqué lo hacía: había sido papá y quería estar bien por su hija.

Se interno durante un año y seis meses en una granja de la ciudad de Villa General Belgrano donde luego siguió con tratamientos ambulatorios. Hasta ese momento, no hacia ningún deporte. En el 2017 y tras estar en rehabilitación y en duros tratamientos, el joven conoció el mundo del mountanbike en su ciudad, que hoy lo tiene hace un año compitiendo. “Hoy disfruto del ciclismo limpio”. 

Se lo puede encontrar en categorías “Promo” tanto en su provincia como en vecinas. Además, viene obteniendo muy buenos resultados en sus últimos desafíos personales. Este joven que eligió el deporte como terapia, hoy dice llevar una vida tranquila y ordenada con mucha dedicación a sus entrenamientos diarios.

Su objetivo relacionado con las competiciones está apuntado en una carrera que tiene en Rio Pinto, Córdoba, este año. Unido a eso, quiere recorrer el territorio llevando un mensaje de que se puede salir adelante: “Lo que puedo decir de lo personal es que con un buen tratamiento, voluntad y deporte se puede mejorar y es más fácil.” 

 

Nota, Gentileza: www.historiasdeportivas.com.ar

Autor: Eduardo Barrionuevo

Share.