Axel Kicillof superó el 50% y es el nuevo gobernador de Buenos Aires

0

Axel Kicillof superó el 50% de los votos y se convirtió en el nuevo gobernador de la provincia de Buenos Aires. El candidato del Frente de Todos tenía hacia las 21 una diferencia de casi 13 puntos sobre la actual mandataria María Eugenia Vidal.

De esta forma, el peronismo volverá a gobernar la provincia más grande del país luego de los cuatro años de mandato de Juntos por el Cambio. En la tercera sección electoral bonaerense, que incluye los votos del partido de La Matanza, Kicillof sacaba casi el 60% de los sufragios contra el 30% de Vidal.

Pasadas las 22, Vidal salió a reconocer la derrota y ratificó su pertenencia a Junto por el Cambio. “Dios me dio un descanso para que pueda recuperar mis fuerzas y dar las peleas que nos falten dar. Yo no vine a la provincia para usarlos, me voy a quedar junto a ustedes”.

El exministro de Economía de Cristina Kirchner llegará a la gobernación bonaerense junto con la actual intendenta de La Matanza, Verónica Magario. En las elecciones primarias la diferencia entre Kicillof y Vidal había sido de 18 puntos, por lo que la brecha terminó siendo más corta.

Las elecciones en Buenos Aires se definen por un voto de diferencia, por lo que Vidal no tenía posibilidades de forzar una segunda vuelta. En ese marco, la campaña de la gobernadora estuvo centrada en su posicionamiento dentro de Juntos por el Cambio hacia un futuro gobierno peronista a nivel nacional.

En su cierre de campaña, incluso, Vidal inauguró un eslogan (“Ahora nosotros”) que antes no había utilizado y que se alejó de la estética de Juntos por el Cambio a nivel nacional. Además, colocó en primera fila a muchos de los intendentes que habían hecho campaña con llamativos spots que convocaban al corte de boleta.

La provincia de Buenos Aires fue uno de los distritos más golpeados por la crisis económica que se desató a mediados de 2018 con la devaluación del peso y la aceleración inflacionaria. Además, fue una de las regiones que mostraron un mayor deterioro de los indicadores sociales y laborales.

Share.