Micros “Bajo Costo”: es inviable la rebaja de las tarifas en San Luis

0

El gobierno nacional anunció la quita de restricciones tarifarias para las empresas de transporte de larga distancia, por lo que afirmó que a partir de setiembre, los pasajeros encontrarían grandes ofertas de hasta un 95% de descuento. Sin embargo, eso está muy alejado de la realidad, según manifestaron las empresas que trabajan en la Ediro (Estación de Interconexión Regional de Ómnibus). Afirman que lo ven inviable, porque no podrían afrontar los costos que les genera sacar los servicios, haya o no pasajeros a bordo.

Por resolución del Ministerio de Transporte, las compañías de transporte ya no tienen más el piso impuesto para determinar el valor de sus tarifas, por lo que quedan habilitadas a reducir sus precios. En la cartera nacional, indicaron que los pasajeros “encontrarán más ofertas con mejores precios y verán aumentadas las promociones en momentos de temporada y en viajes con baja ocupación”. Para dimensionar esto con números, señalaron que un pasaje de Buenos Aires a San Luis, que actualmente cuesta 956 pesos (precio base), a partir del mes que viene, podría conseguirse a apenas 48 pesos, una cifra irrisoria, por el difícil momento que atraviesa el sector.

“Esta medida que tomó el gobierno nacional de desregularizar las tarifas, no es beneficioso para las empresas de transporte de larga distancia. Esto es perjudicial y alimentará la lucha diaria que tenemos”, afirmó Analía De Verdeguer, encargada general de Red de Destino y la venta corporativa de pasajes en la Terminal de Ómnibus de San Luis.

Luego profundizó: “El transporte de larga distancia está pasando una situación terrible. Las empresas en este momento, pelean nada más que por subsistir. La gente no tiene poder adquisitivo, y eso hace caer las ventas. Las personas se restringen con sus bolsillos y se ve en todos los niveles, incluidos los viajes. Nosotros tenemos que sacar los servicios, sea con un pasajero o con el micro lleno. Esta situación hace que muchas veces se trabaje a pérdida, lo que conlleva a que no se puedan renovar las unidades y a un montón de cosas que hacen que no podamos seguir evolucionando con el transporte. Los micros se rompen, la gente se queja, pero quiero que sepan que el sector está pasando el momento más crítico de la historia. Los números han bajado muchísimo, y esto de las tarifas low cost, no nos ayuda en nada”.

Ese frágil momento que atraviesan hace imposible que lo que plantea el gobierno nacional se lleve a cabo, según aseguró De Verdeguer: “Esto no es obligatorio. Cada unidad tiene una ecuación económica, en la que participan los pasajeros transportados. Ellos verán si conviene o no. Pero por esta crisis, la situación no va a cambiar. Los precios no van a bajar como sugieren. Nosotros vemos que lo que anuncian, no es tan así. A la gente le dan esta información, van a sacar el pasaje, y se dan cuenta que no es real, porque aparecen otros costos, que no estaban contemplados”.

Distintas Cámaras del rubro también pintan este panorama crítico y coincidieron en la postura. “Uno de nuestros problemas principales tiene que ver con los costos: el combustible pasó de 20 pesos el litro en diciembre a 30 pesos hoy. Los ómnibus, con el aumento del dólar, también subieron. En ese contexto, reducir los precios de los pasajes no es la solución: si los bajamos no llegamos a cubrir los costos”, sostuvo Néstor Carral, presidente de la Cámara Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Catap).

La encargada de ventas de pasajes en la Ediro, señaló que ya hace unos meses se vienen aplicando descuentos para algunas empresas en particular. Confirmó que los pasajeros pueden conseguir promociones de entre un 20 a un 50 por ciento de descuento en las tarifas, dependiendo del tiempo de anticipación con el que saquen el pasaje, respecto a la fecha de partida de la unidad.

larga_distancia_2-1eefqeh1fgvo

Nota: El Diario De La Republica

Share.